Como educar a los niños: resiliencia, autoestima, habilidades sociales, empatía y fortaleza

Ummm ... Allá van algunas reflexiones sobre como educar a los niños

Mis hijas y el que escribe este artículo

Sabiendo que no he sido precisamente el mejor padre del mundo, sino todo lo contrario. Cambiaré esto.

No comparto y cada vez aborrezco más los "estilos educativos", por llamarlos de alguna manera, que producen personas de carácter débil y sin personalidad. Es cómodo para muchos padres y muchas madres lo buscan de manera activa para seguir siendo "importantes" y ser siempre fundamentales en la vida de sus hijos, pero es una puta mierda. Sobre todo para la víctima, que son los hijos.

Padres ausentes, porque tienen mucho trabajo, y más bien poco interés en sus hijos y madres "que no quieren que sus hijos sufran" son completamente tóxicos, si hablamos del desarrollo emocional y personal de los niños. Si a esto le sumamos Netflix, Youtube, Instagram y Tiktok .... pues tenemos el combo perfecto para criar una generación de gilipollas integrales. 

Ser padres va mucho más allá de verificar que los niños tienen buena salud y que el boletín de las notas trimestral tiene unos números adecuados. Implica pasar tiempo con ellos, buscando no la comodidad de los padres o su realización personal si no sobre todo el desarrollo personal de los niños. Y si los padres no pueden, pues otras figuras cercanas de referencia.

La idea es que se conviertan en personas fuertes e independientes, que sumen allá donde vayan, que aporten en los grupos de los que formen parte, que sean queridos, respetados y bien recibidos.

Qué valores hay que inculcar en los niños? Por citar varios
  • Resiliencia:  la capacidad de tolerar las frustraciones, de ver los rechazos y los fracasos como algo absolutamente normal y necesario, no como algo a evitar. Las emociones negativas no se evitan, se procesan. Aburrirse es simplemente fundamental.
  • Autoestima:  verse al espejo y que lo que el espejo te devuelve (en el sentido metafórico) les guste. Que vean su presente y su futuro con ilusión.
  • Habilidades sociales: con un nivel de sofistificación como mínimo en la media de los niños de su edad y entorno. Y aquí hablamos de juegos activos, de todo tipo, en los que el menor se vea valorado y reconocido por otros. De saber qué actitudes son oportunas o no en los distingos grupos y momentos en los que se encuentren
  • Empatía:  la capacidad de entender los sentimientos y actitudes de otras personas
  • Fortaleza  física, mental y emocional:  La vida es una sucesión de retos continuos, que nos ponen a prueba. El control de uno mismo y la inteligencia emocional es fundamental para superar estos retos. Durante la infancia y adolescencia tienen el tiempo y las energías para superar estas pruebas sin mayores problemas

Evidentemente el desarrollo de habilidades comunicativas y sociales es incompatible con estar en casita detrás de una pantalla (o de un libro) si se hace de forma excesiva. La tendencia de algunas personas a "estar en su mundo" da hasta miedo cuando la ves en menores de edad (combinado muchas veces con estrategias para al mismo tiempo llamar la atención de otras personas). Los niños ausentes resultan tristes, muy tristes, por lo antinatural de su actitud.

La vida demasiado cómoda y la exposición a una estimulación continua y sin esfuerzo (en forma de chuches o de vídeos en una pantalla a golpe de botón) destruye la motivación, la curiosidad y evita el desarrollo de la resiliencia y la fortaleza.

El resultado son adolescentes perdidos, perdidos en personajes inventados, sin conexión real con otras personas, por supuesto sin autoestima y nada atractivos desde un punto de vista social y sexual. Esto último, en particular en los hombres, es simplemente dramático y explica muchos de los comportamientos extremos que vemos en las noticias o en conocidos.  O las adicciones y las relaciones de pareja tóxicas, si no queremos ir a los extremos.

En mi opinión, hay que tener TOLERANCIA CERO hacia algunas de las actitudes de los niños
  • Sobre exposición a pantallas. No acepto que adolescentes pasen 5 horas al día delante de distintas pantallas. Eso acaba fácilmente produciendo una desconexión de la realidad, al tener como referentes culturales y morales a grupos cuya actividad sólo pueden seguir en Internet, que no forman parte de su entorno directo.
  • Falta de motivación e interés generalizada por nada en particular. Incapacidad para finalizar tareas complejas.
  • La pereza, levantarse a las 11 de la mañana, aún en vacaciones y por sistema, no lo veo. El escaquearse y jugar a "hacer lo mínimo e imprescindible" para poder decir que he cumplido. NO.
  • El sedentarismo el 90 por cién del tiempo. Toda la energía que un niño normal tiene dentro no se despliega de forma constructiva en la piscina dos horas por semana.
  • Búsqueda de la estimulación continua, incapacidad para aburrirse 
  • Comportamientos antisociales, aquí habría varios. En general, los comportamientos que impliquen ignorar a las personas que tienes a tu lado.
    • no ser capaz de tener una conversación, por no escuchar,  interrumpir o por una necesidad de llamar la atención continuamente
    • narcisismo constante, la búsqueda constante de su propio beneficio y satisfacción, ser el centro de todo, que todas sus reflexiones y acciones giren entorno a ellos
    • huir de eventos sociales, cuando supone algún tipo de "incomodidad" por no darse de la forma a la que estamos acostumbrados
    • no respetar las reglas de los juegos cuando se juega con varias personas
    • la mentira o las estrategias en general, para parecer alguien distinto, manipular a otros y parecer más "guay". Aquí entraría el adoptar "personajes" falsos para hacerse valorar.
    • el resolver los conflictos de forma violenta, cuando no es necesario ni responde a actitudes abusivas de otros niños

En este aspecto considero que muchos padres están siendo tolerantes con actitudes que llevan a sitios muy oscuros. 

No entiendo que se deje a un niño o adolescente encerrarse en su mundo (en su habitación) y que las únicas interacciones que tenga con el mundo real sea en actividades a las que va obligado o haciendo de perrito faldero de sus padres. Es insano que las interacciones que tienen con otras personas sean fundamentalmente en su familia, en las que serán tratados casi siempre con una amabilidad y condescendencia que no se encontrarán fuera.

Bueno, sí que lo entiendo. Es como dejar que un  niño se alimente a base de pizzas y hamburguesas si es mal comedor. Evitas peleas y todo el mundo tiene la fiesta en paz. Hasta que llegan las ostias de realidad, en forma de obesidad (en el ejemplo) o adicciones, comportamientos antisociales y falta de autocontrol.

La receta es clara: juegos, juegos, juegos y más juegos CON OTROS NIÑOS, con otras personas, juegos de todo tipo, deporte, juegos de mesa, videojuegos .... jugar todos los días, o casi todos los días. Con personas iguales a ellos y que no serán tan tolerantes como se es en casa con comportamientos excesivamente torpes, infantiles o narcisitas. Como en el mundo real.

El mejor entrenamiento para el mundo real es ése, el mundo real, que es lo que permitirá que sean fuertes y equilibrados.

Todo esto implica un sacrificio brutal por parte de los padres, en particular de aquellos cuya agenda y/o hábitos no les acercan de forma natural a otras personas con niños. A menos que lo puedan delegar, claro,

Un niño activo y que juega, cuya mente y habilidades crecen con el paso de los años es un niño feliz y un futuro adulto sano, independiente y equilibrado.

Enter PIN to unlock